Medicina China

La Medicina Tradicional Oriental, era esencialmente, una manera de vivir la VIDA, un Estilo de Vivir. En sus orígenes se ha convertido en una Medicina Preventiva y Curativa, luego que en la historia de la Especie aparece la enfermedad, es utilizada también como una posibilidad de Sanación, en definitiva, trascendentalmente busca mantener la SALUD.

En el modo de pensar oriental se concebía el mundo como un Todo, en el que los elementos se corresponden y al decir de Lao Tzé, un gran sabio chino: “Existe una fuerza inconmensurable en el universo que mantiene y entretiene la vida y como no se su nombre le llamo DAO”

Comprender esto, como que hay algo supremo que preside a los astros, las estaciones, la vida vegetal, mineral y humana y el ser humano (hombre-mujer) y que tiene una gran tarea, preservar la armonía universal.

Estamos diseñados, creados por esa fuerza con infinitas posibilidades, y en la medida que el ser piensa, siente o realiza acciones que no están en concordancia con la naturaleza, con los otros seres o consigo mismo, enferma.

De esta manera la Medicina China, – que no es realmente una medicina sino una vía para recuperar un estilo de vivir, acorde con la Creación- que realiza, a través del encuentro con el terapeuta y las distintas técnicas (acupuntura, masaje, etc.) una invocación energética cuyo objetivo es recuperar el equilibrio perdido.

Para la MTO, el organismo funciona por la circulación adecuada de la energía –SOPLO VITAL- por canales o vías que recorren todo el cuerpo. Dentro de esas vías hay lugares donde es posible modular, regular, restablecer la correcta circulación del SOPLO o Qi. Esos lugares son resonadores o puntos que estimulamos a través de los diferentes métodos: Acupuntura, Moxibustión, Ventosas, Qi Gong y otros.

Finalmente, la MTO es una antigua posibilidad, permanente que ofrece el rescate de la Salud, como estado original del Ser de Humanidad.

Terapia

Consultas

Enseñanza

Es uno de los pilares fundamentales de nuestra Escuela, la cual abarca cuatro áreas fundamentales; la clínica, la humanista, la espiritual y la artística.